top of page
Madre Jugando Con Un Niño Pequeño.jpg

¿Qué te hace una madre (un padre)...?

La maternidad/paternidad no se trata sólo de traer un nuevo miembro a la familia, sino también de criar a un niño sano, de estar cerca, se trata de ser padres 24 horas al día, 7 días a la semana, de participar en la vida de un niño, es un compromiso de tiempo completo con un ser humano que está plenamente independiente de nuestras elecciones, nuestras prioridades y nuestras acciones.  Criar a nuestros hijos es el trabajo más placentero que jamás tendremos, y por mucho que leamos, aprendamos o participemos en cursos de psicología, también es la tarea más difícil por la que jamás nos enfrentaremos, ¡por mucho tiempo!  Durante los primeros años debemos satisfacer todas las necesidades básicas y primordiales de esta nueva criatura de vida, que llamamos hija o hijo.  Eso incluye alimentarlos, cambiarles pañales, bañarlos, vestirlos, mantenerlos saludables, chequeos y también enseñarles a aprender nuevas habilidades de la vida a través de la interacción, el tiempo de juego y el diálogo.

Durante los primeros años debemos satisfacer todas las necesidades básicas y primordiales de esta nueva criatura de vida, que llamamos hija o hijo. Eso incluye alimentarlos, cambiarles pañales, bañarlos, vestirlos, mantenerlos saludables, chequeos y también enseñarles a aprender nuevas habilidades de la vida a través de la interacción, el tiempo de juego y el diálogo.

A medida que nuestros hijos crecen, nuestro papel de padre también crece. Por ejemplo: nos convertimos en el primer maestro, nos convertimos en el primer consejero en las buenas y en las malas. Se necesita mucho TIEMPO, ATENCIÓN, PACIENCIA y, sobre todo, AMOR.

 

La gran pregunta es: ¿POR QUÉ NECESITAMOS APRENDER A CRIAR MEJOR A NUESTROS HIJOS?

RESPUESTA: Los niños de hoy serán los padres del futuro; Lo que aprenden de ti hoy es lo que pondrán en práctica con sus futuros descendientes.

 

Estas son las necesidades básicas que un padre debe satisfacer para su descendencia:

    1. Todas las necesidades físicas como baño o ambiente limpio.

    2. Todas las necesidades intelectuales para ayudarlos a desarrollar nuevas habilidades, como gatear, caminar, escribir, hablar. Esto se consigue estimulando la creatividad, el diálogo y la implicación del aprendizaje por parte de los padres.

    3. Todas las necesidades emocionales como expresiones de amor y afecto que se pondrán en práctica, primero contigo como padre, luego con el resto de los seres vivos que te rodean (mascotas, vecinos, hermanos, plantas).

    4. Proporcione una dieta saludable para ayudar a su hijo a crecer fuerte y saludable.

    5. Seguridad: los niños necesitan un lugar seguro donde estar, que incluya sillas de coche actualizadas, cunas homologadas, etc.

    6. Atención médica: chequeos, dentistas, exámenes físicos, exámenes de la vista, exámenes de audio, vacunas, etc.

 

Los problemas de conducta son muy comunes durante la existencia de las personas en este mundo, pero como padre, utilice estas fases normales de crecimiento como una oportunidad para enseñarles las lecciones que les corresponden. La disciplina es la respuesta, pero la disciplina debe venir con amor y continuidad. Si a un niño se le permite una cosa un día y no se le permite al día siguiente, usted está creando confusión en su cabeza.

  •  

    1. rabietas-mantenga la calma; no preste atención que pueda reforzar esta conducta desagradable.

    2. Mintiendo – Hágale saber a su hijo que USTED SABE que no se está diciendo la verdad.   Antes de pasar al tema del “castigo”, averigüe por qué le miente, explíquele a través del diálogo por qué mentir es inaceptable y luego proceda con una técnica de aprendizaje adecuada.

    3. Infiel – Hacer trampa está mal, díselo a tu hijo y predica con tu propio ejemplo. No se debe llevar a los niños al límite, reconozca lo que su hijo es capaz de lograr, si exige demasiado, esto puede llevarlo a hacer trampa.

    4. Robando – No le preguntes a tu hijo si ha robado algún objeto, eso suele acabar en mentira, y eso deberías hacerlo ahora. En su lugar, enséñele a su hijo que robar está mal, insista en que le devolverá el objeto y exija una disculpa. Enséñale a tu hijo que cada acción tiene una consecuencia, mejor que sean buenas y no desagradables.

 

Si no puede manejar el mal comportamiento de su hijo o no puede controlar su enojo, busque ayuda profesional tanto para usted como para su hijo. Esto será útil para superar muchos problemas familiares y detenciones escolares.

 

 

Los siguientes son los rasgos que usted, como padre, desea estimular en su hijo para convertirlo en un ser humano exitoso del que esté orgulloso:

  1. Autoestima – Todos los niños necesitan saber que son valiosos, apreciados y amados. Siéntete orgulloso de los éxitos de tus hijos y ayúdalos a aceptar sus derrotas.

  2. Independencia – Los niños recuerdan mejor cuando descubren por sí mismos. Es importante que con tu supervisión aprendan a explorar y probar cosas nuevas. Hacer todo por ellos solo generará inseguridades y falta de confianza en sí mismos a medida que crezcan.

  3. Sociabilidad – Los niños necesitan llevarse bien con otras personas. Enséñeles: modales, compartir, habilidades para escuchar, enséñeles a respetar los valores, necesidades, diferencias y elementos de los demás.

  4. Responsabilidad – Asigna tareas sencillas a tus hijos según sus edades, comparte tareas y elogia el buen comportamiento.

  5. sentido del humor – Sonríe, sonríe y sonríe... esta es una habilidad importante para la vida. Cuando otros lo acosan por su baja estatura, por no hablar tan rápido como los demás, por ser lento en matemáticas, aprender el lado divertido de las cosas ayudará a su hijo a afrontar la vergüenza social y disuadirá a los demás de verlo como un saco de boxeo.

bottom of page